miércoles, 4 de mayo de 2011

Cleopatra

Cleopatra fue el nombre utilizado por anteriores gobernantes, pero esta fue la única conocida por el público.

Nunca fue el único titular del poder en su país, de hecho, co-gobernó con un hombre siempre a su lado: en primer lugar fue su padre, mas tarde su hermano (con quien se casó) y luego con su hijo.

20 mujeres se encargaban de la preparación de sus baños, se sumergía durante seis horas en aguas bañadas en plantas aromáticas

Cleopatra probaba la eficiencia de sus venenos dándoles a los esclavos.

A Cleopatra se le ha atribuido una belleza excepcional, sin embargo grabados y dibujos hallados, dan testimonio que su encanto radicaba en su personalidad más que en su aspecto físico.

Cleopatra era inteligente y tenía facilidad para aprender idiomas, según Plutarco, por lo que era usual que interviniera en discusiones diplomáticas.

Era erudita en ciencias y se rodeaba de intelectuales.

Sus habilidades en la política las demostró cuando la crisis económica y social cayó sobre Egipto.
Cleopatra devaluó la moneda para facilitar las exportaciones y se acercó a Pompeyo, creyendo que era el hombre más influyente de Roma, para evitar un conflicto entre Egipto y el Imperio

Una arqueóloga de la Universidad de Newcastle afirma que, contra lo que cuenta la leyenda, Marco Antonio y Cleopatra no eran tan apuestos como se dice.

Lindsay Allason-Jones, directora de los museos arqueológicos de la universidad antes mencionada, dice que unas monedas halladas recientemente muestran a Cleopatra con una frente estrecha, nariz larga y puntiaguda, labios delgados y barbilla afilada.

A Marco Antonio, le ponen unos ojos protuberantes, nariz aguileña y cuello grueso.

Cleopatra le ofreció a Marco Antonio una comida de 10 millones de Sestercios.

Suma que era en extremo difícil gastar en una sola comida, por lo que Marco Antonio apostó a que no era posible.

Cleopatra aceptó la apuesta y nombraron a un tal Planco como juez de la apuesta.

La comida que Cleopatra ofreció a Marco Antonio era más o menos como todas. Pero Cleopatra llevaba dos gruesas perlas colgadas al cuello.

Y le preguntó a Planco: –¿Cuánto pueden valer estas perlas?
Por lo menos cinco millones de sestercios cada una.

Cleopatra se descolgó una perla, la dejó caer en una copa y llenó la copa de vinagre.
Un rato después, la perla se había disuelto en el vinagre.
Cleopatra se lo bebió.
Cuando iba a disolver la otra perla.
Plutarco la detuvo, diciéndole:

No hace falta.
Haz ganado.

Y Marco Antonio lo reconoció también. La otra perla fue ofrecida a la diosa Venus y quedó colgada de la estatua de la diosa que estaba en el Panteón (templo consagrado a los dioses romanos)

Además de ser una mujer extremadamente culta y dotada de un gran sentido político, Cleopatra fue una mujer exquisitamente refinada.

A sus célebres baños en leche de burra con los que pretendía aclarar el tono oliváceo de su piel, se añade su fascinación por los perfumes y por la cosmética, una técnica que dio en Egipto sus primeros pasos

Su sentido de ola belleza pasaba por el lujo y la ostentación. Así la falúa real en la que se desplazaba por el Nilo era más un palacio flotante que una embarcación. Media 90 metros de eslora, 13 de manga y 18 de puntal y albergaba salas para banquetes, diversas columnatas y patios, un pequeño templo, salones, grutas y zonas ajardinadas.

La impulsaban varios bancos de remeros e invariablemente estaba rodeada de una flota entera de galeras y barcos con provisiones.

El maquillaje de ojos usado por Cleopatra y otros antiguos egipcios tenía un doble propósito estético y de protección de los ojos contra ciertas enfermedades, según una investigación de científicos franceses del Museo del Louvre y el CNRS.

De acuerdo con los especialistas, hace 4.000 años los antiguos egipcios usaban maquillaje hecho de plomo y sales del mismo elemento químico para oscurecer los ojos, que además tenían propiedades medicinales que estimulaban el sistema inmunológico.
''Dosis muy bajas de plomo no matan a las células, en su lugar se produce una molécula de óxido nítrico que activa el sistema inmunológico que repele bacterias en caso de infección en los ojos'', explican los investigadores, que sostienen que en el Antiguo Egipto ya conocían la química de estos compuestos.

Además, los científicos sugieren que la galena, forma mineral natural del sulfito de plomo empleada en el maquillaje, funcionaba como antiséptico y protegía los ojos de los rayos solares.
Los detalles se publican en el último número la revista Analytical Chemistry

1 comentario:

  1. profe la felicito por los vídeos están muy vacános

    ResponderEliminar